N-2. Norma ISO 20400 sobre compras sostenibles

SOMOS LO QUE COMPRAMOS

La norma ISO 20400 sobre Compras Sostenibles entró en vigor en marzo de 2017. Fue aprobada por unanimidad en el plenario del grupo de trabajo internacional realizado en Río de Janeiro el 9 de Diciembre de 2016. El encuentro contó con 45 delegados de casi 20 países que analizaron las contribuciones finales recibidas y aprobaron la publicación directa de la nueva norma.

La norma ISO 20400 contiene recomendaciones para incorporar la sostenibilidad en las compras de las organizaciones “de manera eficaz, pragmática, consistente y eficiente”. Incorpora los desarrollos más recientes en la sostenibilidad incluidos los Principios Rectores de los Derechos Humanos y Empresas, y la ISO 26000. Es aplicable a organizaciones de cualquier tamaño, públicas o privadas, de cualquier sector y «no viene a sustituir la legislación ni los compromisos éticos y políticos para las actividades de compra”.

La norma ISO 20400, no contiene requisitos, ayuda a comprender qué son compras sostenibles abordando su dimensión política y estratégica, a nivel de la organización y del proceso de compras, brindando orientaciones para su implementación en términos prácticos. Los coordinadores del Comité ISO de Compras Sostenibles, el francés Jaques Schramm (que también es Presidente) y el brasileño Jorge Soto, destacaron la contribución que la norma a la promoción del desarrollo sustentable y a la competitividad de las empresas.

La norma ISO 20400 sirve para ayudar a las organizaciones a hacer de las compras sostenibles un modo de vida.

 

Qué es lo que se compra y a quién se compra.

Las compras sostenibles pueden mejorar las relaciones con los proveedores y su negocio. Las compras desempeñan un papel importante en cualquier organización, grande o pequeña, teniendo un impacto enorme en su desempeño.

Asegurar que los proveedores tengan prácticas sólidas y éticas desde las condiciones de trabajo y la gestión de riesgos, hasta su impacto ambiental, tiene el potencial no sólo de hacer que las empresas funcionen mejor, sino de mejorar las vidas de todos en las comunidades en las que se encuentran.

La compra sostenible implica tomar decisiones de compra que satisfagan las necesidades de una organización, de manera que la beneficie a ella, a la sociedad y al medio ambiente. Beneficio económico, beneficio social y beneficio medioambiental.

Se trata de asegurar que los proveedores de una empresa son aquellos que trabajan éticamente, que los productos y servicios adquiridos son sostenibles y que tales decisiones de compra ayudan a abordar cuestiones sociales, económicas y ambientales.

La norma ISO 20400 es la primera norma internacional para compras sostenibles y tiene como objetivo ayudar a las organizaciones a desarrollar e implementar prácticas y políticas de compras sostenibles.

Jacques Schramm, Presidente del ISO / PC 277, el comité que desarrolló la norma, dijo que los beneficios de la adquisición sostenible pueden ser de gran alcance con éstas palabras:

«Ya no basta con que las empresas confíen en los proveedores para ofrecerles lo que quieren, sin hacer preguntas. Las organizaciones se benefician mucho de conocer a sus proveedores, entendiendo también cuáles son sus requisitos, para asegurar que sus demandas no son poco realistas y que los proveedores con los que trabajan tienen buenas prácticas éticas «…

«Los riesgos de no entender y gestionar las prácticas en toda la cadena de suministro son grandes. En el mejor de los casos, pueden producirse productos de mala calidad o problemas de stock. En el peor de los casos, pueden suceder desastres como el del edificio Rana Plaza en Bangladesh en 2013. La adquisición sostenible ayuda a minimizar riesgos como éstos, alentando a los compradores y proveedores a trabajar en estrecha colaboración para obtener un mejor resultado para todos».

 

La norma ISO 20400 proporciona directrices para integrar la sostenibilidad en la estrategia y el proceso de la política de adquisiciones de una organización, definiendo los principios de la compra sostenible así como los de  la rendición de cuentas, la transparencia, el respeto a los derechos humanos y el comportamiento ético.

 

La estructura de la norma ISO 20400 se basa en cuatro pilares:

  1. Fundamentos – factores clave y principios de la contratación sostenible
  2. Política y estrategia – cuestiones clave a considerar en el desarrollo de una política y estrategia
  3. La organización de la función de compras – la creación de las condiciones organizativas necesarias para contratar de manera sostenible y el establecimiento de prioridades
  4. Proceso de adquisición – contratación de forma sostenible